Irish Horse Riding |  Irlandreiten.com |  Chevalenirlande.com
Irlandahipica.com |  Ierlandtepaard.com |  Irlandaequestri.com


Irish Horse Riding Holidays Equestrian Holidays Ireland Irish horseriding holiday ireland
Inicio
Ruta del paseo
      "Galway Clare Burren"
Paseo residencial "An Sibin"
Lista de precios
Ubicación
Paseo "Castillos Irlandeses"
Cabaña "Derrygill"
Casona "An Sibin"
Paseando con los burros
Caza
Venta y casta de caballos
Sobre Irlanda
Viaje
Enlaces
Contacto
Trabajar con nosotros
Galería de Fotos
Testimonios
Irish Tourist Board Listed Operator
 

History

La historia de Irlanda es reflejada en una gran variedad de evidencias prehistóricas, como tumbas y dólmenes megalíticos, fuertes de anillo y necrópolis celtas -cada uno de ellos con su propia leyenda y mito local. La cultura y el idioma celta dominaron la historia irlandesa durante miles de años, e incluso ahora, su legado es todavía presente.

Alrededor de 450 dC San Patrick cristianizó Irlanda; simbolizado por el trébol. Predicaba contra prácticas de druidas, y desterró todas las serpientes de la isla. La cristianización inició la construcción de hermosas iglesias y claustros y el desarrollo masivo de asentamientos monásticos.

Siglos después los vikingo descubrieron estos asentamientos vulnerables y saquearon muchos de estos objetivos tentadores por sus valiosos ornamentos y sus libros maravillosamente iluminados. En una tentativa de proteger sus reliquias, los monjes construyeron las típicas torres redondas, que los vikingo no podían saquear.

Aunque muchos de estos sitios eclásticos estén en ruinas hoy, todavía conservan el aire de una oración en sus piedras.

En tiempos medievales, ermitaños, héroes, normanos, invasores y peregrinos viajaron a través de la isla dejando sus huellas en forma de leyendas. Somos afortunados de todavía poder cabalgar por algunas de estas viejas rutas, por donde reyes y soldados pasaron. Uno de ellos es el paseo histórico de Sarsfield.

Pasar entre las ruinas de granjas campesinas que narran historias del pasado por si solas, es como dar un paso atrás en el tiempo. Las Leyes Penales que fueron decretados para aplastar aún más el catolicismo, y posteriormente la gran hambruna tuvieron un efecto devastador en la población rural irlandesa. Millones de personas murieron de hambre y de enfermedades, o emigraron en búsqueda de una vida mejor. Muchos terratenientes huyeron del país y todo lo que quedó de su gloria son las ruinas de sus fantasmales castillos, como el Castillo de Leamaneh.

Aún así, un viento de cambio sopló en los siglos XIX y XX, cuando el movimiento nacionalista comenzó a luchar contra la ocupación inglesa. El país pasó por una revolución y una guerra civil, hasta que en 1949 se proclamó la República irlandesa.